La BI con DigDash: gestión del rendimiento y partición rápida, fiable y relevante de los KPI financieros

No volveremos a tratar la elección de los KPI en este artículo, pero debemos recordar que deben enfocarse según qué se pretenda medir (es decir, una proporción que se compara periódicamente entre dos rangos) y que están ahí para evaluar el logro de un rendimiento, tanto operacional como financiero. Tengamos en cuenta que la relación financiera es solo el resultado de una actividad, un acto puramente operativo.

Los retos de la BI

Desde el principio, un proyecto de Business Intelligence (BI), también conocido como Inteligencia Comercial, presenta tres grandes retos:

  • el perfeccionamiento de todos los datos procedentes de diferentes fuentes para constituir una base común para toda la empresa (Datawarehouse). La fase llamada Master Data Management (MDM) es crucial y no debe desatenderse en ningún momento. Esta es la etapa preliminar, la base misma de un buen proyecto de toma de decisiones;
  • la exploración de datos: en un entorno Big Data, necesitamos cada vez más asociar todo un conjunto de datos entre sí para apreciar sus influencias;
  • y la producción de soportes visuales eficaces y compartidos según un enfoque de organización transversal (tratamos cada vez más de conectar las estructuras y de integrar una cultura financiera compartida en todos los niveles para facilitar y fomentar la comunicación).

Todo esto con el objetivo de «proporcionar a los directores de la toma de decisiones información esencial para una toma de decisiones sabia».

Esto se debe a que el objetivo central es tomar decisiones, y en la medida de lo posible, las mejores, para aprovechar cada oportunidad y ajustar la trayectoria integrando cada departamento (ventas, producción, cadena de suministro, RRHH, TI, marketing, etc.) con sus propios KPI. Dichos KPI están correlacionados entre sí gracias a una herramienta común, y no a través de la articulación de un tocho de archivos de Excel cuyos límites no dejamos de mencionar regularmente.

Las necesidades de la función de finanzas

Cabe señalar que a cada departamento se le habrá pedido de antemano que defina la «hoja de ruta» global, la visión estratégica. Para ello se utiliza una solución de gestión de Corporate Performance Management (CPM o EPM) para organizar el proceso presupuestario. Las soluciones de visualización de datos, como los dashboards, complementan la regularidad de la gestión del rendimiento.

Además, frente a las crecientes incertidumbres de nuestro entorno, debido a la crisis, hay quien incluso habla de que encontraremos «improbabilidades», la gestión financiera debe ser cada vez más ágil, fiable y reactiva. Ya no se puede contar con soluciones inestables, defectuosas, limitadas, imperfectas e incluso complejas en su uso diario.

Por lo tanto, necesitan jugar y ajustar constantemente los escenarios, proyectarlos, combinar de forma masiva los datos internos con los datos externos, explorarlos para ver cómo interactúan utilizando algoritmos de aprendizaje cercanos a una forma de inteligencia aumentada. En este sentido, las profesiones financieras asumen con bastante facilidad las funciones del Data Scientist, sin sustituirla, ya que participan en análisis muy complejos además de su papel de Data Analyst.

También buscarán una herramienta de autoservicio y fácil de usar que ofrezca la posibilidad de explorar, modelar y comunicar mejor para impulsar la estrategia global de la empresa en el día a día e involucrar a todos, sin excepción, mediante un escrutinio minucioso, y regular los motores operacionales y financieros.

DigDash, la solución para la gestión del rendimiento

En este caso, este es el punto fuerte de una herramienta como DigDash, que a menudo se compara con otras soluciones del mercado de la BI como Tableau, Power BI o Qlik Sense en términos de rendimiento y funcionalidad. Una diferencia crucial, más allá de cumplir los principales objetivos de los departamentos financieros descritos anteriormente, es que DigDash es una solución francesa.

La solución integra en particular un proceso de Extract Transform Load (E.T.L.) que permite responder al primer desafío de un proyecto decisorio: crear conexiones entre todos los datos para analizarlos juntos. Por lo tanto, realiza las tres funciones descritas:

  • La Extracción de datos internos y externos en formatos muy dispares gracias a un gran número de conectores. Recordamos que estos datos deberán constituir el «lenguaje común» de la organización (hablamos de nomenclatura o de depósito único).
  • Las funcionalidades de Transformación la asegurar esta limpieza y el formato a través de una caja de herramientas fáciles de usar (arrastrar y soltar objetos).
  • Finalmente, una interfaz de Carga que asegurará su reintegración en una única base de consulta.

DigDash ofrece esta posibilidad de refinar los datos y así producir información útil, pero además, la solución también tiene poderosas capacidades para construir y compartir imágenes e informes. Los controladores de gestión y los directores de negocios deben disponer obligatoriamente de elementos fundamentales con los que trabajan en el día a día para «impulsar su rendimiento», con todas las funcionalidades adicionales necesarias para la granularidad en los análisis y para contar una historia cuando se trata de atraer la atención durante presentaciones más institucionales (con DigDash realmente se puede hacer Data Storytelling).

Data storytelling, una nueva forma de hacer que sus datos hablen

DigDash guía inteligentemente a los builders en la elección de gráficos, basándose en una gama muy amplia, para romper con las dificultades que tenemos normalmente para explicar y comunicar información a veces compleja.

DigDash es realmente una herramienta a mano para los usuarios comerciales (como las funciones financieras) que podrán acceder en modo Pull a la información actualizada en tiempo real y que es esencial para la gestión de su rendimiento en el día a día. No olvidemos que los datos operacionales (capacidades de producción, índice de absentismo, tasa de escasez de existencias…) son todos ratios que influyen en los indicadores de rendimiento financiero.

DigDash es sin duda una solución completa para las funciones financieras en su misión de apoyo a la gestión del rendimiento. Si hablamos cada vez más de Business Partner o Performance Manager, es porque las funciones financieras tienen un papel cada vez más central en la «ayuda» a la toma de decisiones, lo que implica confiar en soluciones tan robustas como ágiles, como DigDash.

 

Cédric FRADIN ha sido director financiero durante más de 20 años en grandes grupos y PYMEs, principalmente en los sectores de distribución y servicios.
Cédric FRADIN cuenta con estudios en Derecho (DESS en Derecho Privado) y en Finanzas (DESS en ADE y Máster en Contabilidad, Auditoría y Control).

Actualmente es director financiero en Altitude Infrastructure Holding, el primer operador alternativo de Redes de Iniciativa Pública (RIP) en fibra óptica.
Como presidente del DFCG Normandie, Cédric FRADIN imparte cursos de enseñanza en el Máster en Control de Gestión sobre la Transformación Digital de la Función Financiera.
También apoya a las direcciones financieras en esta transformación, y redacta foros y libros blancos que tratan estos retos sobre la optimización de la gestión del rendimiento en coordinación con los editores e integradores de soluciones.

    En savoir plus





    La BI con DigDash: gestión del rendimiento y partición rápida, fiable y relevante de los KPI financieros

    No volveremos a tratar la elección de los KPI en este artículo, pero debemos recordar que deben enfocarse según qué se pretenda medir (es decir, una proporción que se compara periódicamente entre dos rangos) y que están ahí para evaluar el logro de un rendimiento, tanto operacional como financiero. Tengamos en cuenta que la relación financiera es solo el resultado de una actividad, un acto puramente operativo.

    Los retos de la BI

    Desde el principio, un proyecto de Business Intelligence (BI), también conocido como Inteligencia Comercial, presenta tres grandes retos:

    • el perfeccionamiento de todos los datos procedentes de diferentes fuentes para constituir una base común para toda la empresa (Datawarehouse). La fase llamada Master Data Management (MDM) es crucial y no debe desatenderse en ningún momento. Esta es la etapa preliminar, la base misma de un buen proyecto de toma de decisiones;
    • la exploración de datos: en un entorno Big Data, necesitamos cada vez más asociar todo un conjunto de datos entre sí para apreciar sus influencias;
    • y la producción de soportes visuales eficaces y compartidos según un enfoque de organización transversal (tratamos cada vez más de conectar las estructuras y de integrar una cultura financiera compartida en todos los niveles para facilitar y fomentar la comunicación).

    Todo esto con el objetivo de «proporcionar a los directores de la toma de decisiones información esencial para una toma de decisiones sabia».

    Esto se debe a que el objetivo central es tomar decisiones, y en la medida de lo posible, las mejores, para aprovechar cada oportunidad y ajustar la trayectoria integrando cada departamento (ventas, producción, cadena de suministro, RRHH, TI, marketing, etc.) con sus propios KPI. Dichos KPI están correlacionados entre sí gracias a una herramienta común, y no a través de la articulación de un tocho de archivos de Excel cuyos límites no dejamos de mencionar regularmente.

    Las necesidades de la función de finanzas

    Cabe señalar que a cada departamento se le habrá pedido de antemano que defina la «hoja de ruta» global, la visión estratégica. Para ello se utiliza una solución de gestión de Corporate Performance Management (CPM o EPM) para organizar el proceso presupuestario. Las soluciones de visualización de datos, como los dashboards, complementan la regularidad de la gestión del rendimiento.

    Además, frente a las crecientes incertidumbres de nuestro entorno, debido a la crisis, hay quien incluso habla de que encontraremos «improbabilidades», la gestión financiera debe ser cada vez más ágil, fiable y reactiva. Ya no se puede contar con soluciones inestables, defectuosas, limitadas, imperfectas e incluso complejas en su uso diario.

    Por lo tanto, necesitan jugar y ajustar constantemente los escenarios, proyectarlos, combinar de forma masiva los datos internos con los datos externos, explorarlos para ver cómo interactúan utilizando algoritmos de aprendizaje cercanos a una forma de inteligencia aumentada. En este sentido, las profesiones financieras asumen con bastante facilidad las funciones del Data Scientist, sin sustituirla, ya que participan en análisis muy complejos además de su papel de Data Analyst.

    También buscarán una herramienta de autoservicio y fácil de usar que ofrezca la posibilidad de explorar, modelar y comunicar mejor para impulsar la estrategia global de la empresa en el día a día e involucrar a todos, sin excepción, mediante un escrutinio minucioso, y regular los motores operacionales y financieros.

    DigDash, la solución para la gestión del rendimiento

    En este caso, este es el punto fuerte de una herramienta como DigDash, que a menudo se compara con otras soluciones del mercado de la BI como Tableau, Power BI o Qlik Sense en términos de rendimiento y funcionalidad. Una diferencia crucial, más allá de cumplir los principales objetivos de los departamentos financieros descritos anteriormente, es que DigDash es una solución francesa.

    La solución integra en particular un proceso de Extract Transform Load (E.T.L.) que permite responder al primer desafío de un proyecto decisorio: crear conexiones entre todos los datos para analizarlos juntos. Por lo tanto, realiza las tres funciones descritas:

    • La Extracción de datos internos y externos en formatos muy dispares gracias a un gran número de conectores. Recordamos que estos datos deberán constituir el «lenguaje común» de la organización (hablamos de nomenclatura o de depósito único).
    • Las funcionalidades de Transformación la asegurar esta limpieza y el formato a través de una caja de herramientas fáciles de usar (arrastrar y soltar objetos).
    • Finalmente, una interfaz de Carga que asegurará su reintegración en una única base de consulta.

    DigDash ofrece esta posibilidad de refinar los datos y así producir información útil, pero además, la solución también tiene poderosas capacidades para construir y compartir imágenes e informes. Los controladores de gestión y los directores de negocios deben disponer obligatoriamente de elementos fundamentales con los que trabajan en el día a día para «impulsar su rendimiento», con todas las funcionalidades adicionales necesarias para la granularidad en los análisis y para contar una historia cuando se trata de atraer la atención durante presentaciones más institucionales (con DigDash realmente se puede hacer Data Storytelling).

    Data storytelling, una nueva forma de hacer que sus datos hablen

    DigDash guía inteligentemente a los builders en la elección de gráficos, basándose en una gama muy amplia, para romper con las dificultades que tenemos normalmente para explicar y comunicar información a veces compleja.

    DigDash es realmente una herramienta a mano para los usuarios comerciales (como las funciones financieras) que podrán acceder en modo Pull a la información actualizada en tiempo real y que es esencial para la gestión de su rendimiento en el día a día. No olvidemos que los datos operacionales (capacidades de producción, índice de absentismo, tasa de escasez de existencias…) son todos ratios que influyen en los indicadores de rendimiento financiero.

    DigDash es sin duda una solución completa para las funciones financieras en su misión de apoyo a la gestión del rendimiento. Si hablamos cada vez más de Business Partner o Performance Manager, es porque las funciones financieras tienen un papel cada vez más central en la «ayuda» a la toma de decisiones, lo que implica confiar en soluciones tan robustas como ágiles, como DigDash.

     

    Cédric FRADIN ha sido director financiero durante más de 20 años en grandes grupos y PYMEs, principalmente en los sectores de distribución y servicios.
    Cédric FRADIN cuenta con estudios en Derecho (DESS en Derecho Privado) y en Finanzas (DESS en ADE y Máster en Contabilidad, Auditoría y Control).

    Actualmente es director financiero en Altitude Infrastructure Holding, el primer operador alternativo de Redes de Iniciativa Pública (RIP) en fibra óptica.
    Como presidente del DFCG Normandie, Cédric FRADIN imparte cursos de enseñanza en el Máster en Control de Gestión sobre la Transformación Digital de la Función Financiera.
    También apoya a las direcciones financieras en esta transformación, y redacta foros y libros blancos que tratan estos retos sobre la optimización de la gestión del rendimiento en coordinación con los editores e integradores de soluciones.

      En savoir plus