KPI para el comercio minorista: gestione sus puntos de venta en tiempo real con Business Intelligence | DigDash

Frente a consumidores cada vez más exigentes, que buscan una experiencia de cliente a medida, los puntos de venta deben mostrar una gran agilidad para adaptarse y satisfacer sus necesidades. En la era del comercio digital, los datos se están convirtiendo en una palanca esencial para mejorar el rendimiento de las tiendas gracias a un mejor conocimiento de los clientes. Pero, ¿cómo explotar todo el potencial de estos datos? ¿Cómo descifrar el comportamiento y las expectativas de los consumidores? Para entenderlo, descubra todo lo que una solución de Business Intelligence puede aportar a los minoristas.

Recopile y analice sus datos en tiempo real

En el sector minorista, uno de los principales puntos fuertes de la inteligencia empresarial es su capacidad para recopilar datos de múltiples fuentes, procesarlos y explotarlos.

Con el auge de lo digital, los canales de venta se han multiplicado, lo que ha llevado a los minoristas a adoptar una estrategia omnicanal. Al mismo tiempo, las oportunidades de recopilar datos son cada vez más numerosas. El BI puede utilizarse para aprovechar estos datos y comprender mejor a los clientes, sus perfiles, necesidades y hábitos.

Estos valiosos datos pueden utilizarse para muchos fines:

  • Atraiga a más clientes potenciales.
  • Identificar formas de mejorar la experiencia del cliente en la tienda.
  • Fortalezca las relaciones y fidelice a sus clientes.
  • Optimice y agilice la navegación por las estanterías.
  • Mejorar la comercialización.
  • Personalice las ofertas promocionales.
  • Pruebe las campañas de ventas y marketing antes de desplegarlas.
  • Optimizar la gestión de las existencias y la cadena de suministro.
  • Aumentar el tráfico en las tiendas.
  • Por último, aumentar las ventas e incrementar el volumen de negocio.

Tome mejores decisiones con los indicadores clave de rendimiento

Una vez analizados los datos, es posible extraer conclusiones y comparar los datos históricos con la información actual para hacer una evaluación exhaustiva.

Por ejemplo, una mejor comprensión del recorrido de compra del cliente permite a los minoristas determinar :

  • ¿Cuáles son las mejores zonas para atraer la atención del consumidor con acciones de merchandising?
  • Cuáles son los espacios de promoción más estratégicos.

En general, un mejor conocimiento de los hábitos y comportamientos de los clientes permite tomar decisiones con conocimiento de causa para mejorar las prácticas comerciales en los comercios. 

De ahí la importancia de basarse en indicadores de rendimiento relevantes. Determinar los KPI realmente relevantes para el comercio minorista y agregar los datos con una buena solución de BI permite a las tiendas avanzar hacia sus objetivos y medir su éxito.

 

Algunos ejemplos de KPI para el comercio minorista

– Tráfico de la tienda, el número de clientes de la tienda física, en un cierto periodo  de tiempo determinado.

– El número de transacciones, es decir, el número de personas que han realizado una compra en un periodo determinado.

– El índice de conversión, que mide el atractivo y la eficacia comercial de la tienda. Se calcula del siguiente modo: (Número de transacciones/Número de visitantes) x 100.

– Facturación por metro cuadrado, que indica si la superficie de la tienda está bien aprovechada.

– La evolución de las ventas entre dos periodos determinados.

– La cesta media, que mide el valor medio de las transacciones. Se calcula del siguiente modo Volumen de negocio / Número de transacciones. 

– Coste de adquisición de clientes, que es la cantidad gastada para adquirir un nuevo cliente.

– El número de ventas por empleado, que permite analizar el rendimiento comercial de cada vendedor.

 

Adapte los indicadores clave de rendimiento a su negocio 

Con funciones como la introducción de datos, puede analizar, por ejemplo, los efectos del tiempo en las ventas.

Esto es exactamente lo que ha decidido hacer un importante minorista de moda a través de su plataforma DigDash Enterprise. Cada día, los puntos de venta introducen datos meteorológicos en la herramienta. Mediante cuadros de mando dinámicos y visualización de datos, esta información se correlaciona con el tráfico y las ventas de la tienda. 

Al poner de relieve los efectos del tiempo en las ventas, es posible anticipar acciones comerciales o promocionales específicas. ¡Una buena forma de contrarrestar las previsiones de mal tiempo en lugar de sufrirlas en el punto de venta!

 

Controle sus indicadores clave de ventas con la visualización de datos

Una solución de análisis de datos puede generar informes de análisis periódicos, de bastante utilidad, permitiendo supervisar los indicadores clave de rendimiento del comercio minorista y medir la eficacia de las estrategias aplicadas.

Pero otra ventaja del Business Intelligence es su capacidad para presentar datos e indicadores de forma comprensible y entretenida. Gracias a la visualización de datos, es posible transformar la información bruta, a veces abstracta, en representaciones visuales: gráficos, diagramas, curvas, mapas, esquemas, etc.

Reunidos en un cuadro de mandos dinámico, los datos resultan mucho más fáciles de interpretar y se destacan los principales problemas, lo que permite tomar decisiones más rápidas y acertadas.

 

Gestionar el rendimiento de la tienda

A través de su red de puntos de venta físicos, las empresas comerciales buscan no sólo estar lo más cerca posible de sus clientes y prospectos, sino también aumentar sus ventas y su volumen de negocio. Sin embargo, los resultados obtenidos dependen en gran medida del rendimiento comercial de los equipos establecidos en el sitio.

Además de aplicar una estrategia adecuada para aumentar las ventas y el volumen de negocio, la gestión diaria de una tienda, implica una serie de tareas: organizar equipos, definir horarios, gestionar pedidos, gestionar el catálogo de productos, etc.

Una solución BI es el medio ideal para controlar el rendimiento de los puntos de venta. En efecto, permite hacer surgir en tiempo real todos los datos y señales útiles para medir la eficiencia de una tienda o de toda una red de distribución.

El resultado: una gestión óptima de los recursos distribuidos en la red, una mejor planificación, la aplicación de promociones de ventas adecuadas, así como una auditoría completa del rendimiento comercial de los equipos.

Al recopilar datos de diversas fuentes y analizarlos en tiempo real, la inteligencia empresarial permite a los minoristas comprender mejor a los consumidores. Los cuadros de mando y la visualización de datos les permiten ajustar su estrategia para aumentar sus ventas y su volumen de negocio a largo plazo. El BI también es una herramienta valiosa para gestionar el rendimiento de las tiendas, gracias sobre todo a los KPI de la distribución, que se representan de forma intuitiva.

 

x

WEBINAR EL 4 DE JUNIO | 11H00 | 1H PARA DESCUBRIR DIGDASH ENTERPRISE

Fecha : 04/06/2024 Duración: 1h