¿Cómo gestionar nuestro rendimiento comercial con BI? | DigDash

Para conseguir el máximo de ventas y alcanzar sus objetivos de facturación, el departamento de ventas debe contar con herramientas eficaces que le proporcionen un mejor conocimiento de su mercado, pero que también le ayuden a tomar las mejores decisiones en el día a día. En este contexto, el Business Intelligence es un valioso aliado para una mejor gestión del rendimiento comercial, con numerosos beneficios para su empresa. Te contamos por qué y cómo la implementación de Business Intelligence como herramienta de medición puede ayudarte a mejorar tus rendimientos.

Obtendrá información clave en tiempo real

Los informes y dashboards tradicionales tienen dos grandes inconvenientes:

  • Se basan en datos históricos, permitiendo únicamente el análisis del rendimiento comercial pasado de la empresa.

  • Por ello, deben generarse regularmente nuevos informes con datos más recientes.

El Business Analytics tradicional se limita a estudiar el rendimiento pasado de la empresa para obtener información y orientar el desarrollo de sus actividades futuras. En cambio, con una solución de Business Intelligence, la empresa tiene acceso inmediato a información actualizada.

Esto hace que el análisis de los datos sobre el rendimiento comercial sea mucho más relevante: todas las señales de los vendedores, los puntos de venta y las redes de distribución son visibles en tiempo real.

Gracias a indicadores y alertas a medida, la organización puede identificar los problemas antes de que se produzcan, pero también aprovechar proactivamente las oportunidades de negocio que surjan. La BI es, por tanto, una poderosa herramienta de gestión, pero también una valiosa ayuda para tomar las mejores decisiones y orientar la estrategia de desarrollo de la empresa.

Podrá generar y consultar fácilmente sus KPI

Una solución de Business Intelligence tiene la particularidad de recopilar datos de una multitud de fuentes: software de gestión de las relaciones con los clientes (CRM), planificación de recursos empresariales (ERP), hojas de cálculo, etc. Así, el BI le permite cruzar datos comerciales, financieros o de marketing: se beneficia de una información más rica y cualitativa, que puede ser analizada en profundidad.

Los datos, recopilados de forma automática y en tiempo real por la solución de BI, pueden transformarse fácilmente en indicadores clave de rendimiento (KPI):

  • Tasa de conversión

  • Tasa de retención de clientes

  • Tasa de fidelización

  • Tasa de abandono

  • Número de reuniones de desarrollo empresarial

  • Número de ventas

  • Número de ventas perdidas

  • Número de nuevos clientes

  • Número de clientes perdidos

  • Número de leads

  • Volumen de negocios generado por agente de ventas

  • Volumen de negocios generado en comparación con las previsiones

  • Volumen de negocios en relación con el número de ventas (cesta media)

  • Margen comercial

Y lo que es mejor, estos indicadores se actualizan constantemente. De este modo, podrá controlar el rendimiento comercial a diario, sin tener que crear constantemente nuevos dashboards e informes.

Se beneficiará de datos legibles y comprensibles

Una solución de Business Intelligence es también una excelente herramienta de visualización de datos que permite representar la información de diversas maneras: tablas dinámicas, indicadores, curvas, diagramas, nubes de puntos, mapas, etc.

Con la visualización de datos, puede representar los datos de la manera más adecuada para analizar las diferentes etapas de su ciclo de ventas de la mejor manera posible. Este formato dinámico, comprensible y lúdico es también muy útil para contextualizar la información y descifrarla mejor.

Equipado con una herramienta de visualización de datos, su equipo de ventas tiene una visión de 360 grados de sus clientes actuales y potenciales, con datos enriquecidos y consolidados recogidos en dashboards comerciales.

Se sentirá más seguro respecto al futuro

Lejos de ser una simple solución de gestión del rendimiento, la Business Intelligence le permite enriquecer su información y predecir mejor las tendencias futuras, gracias sobre todo a los análisis predictivos y comparativos.

De hecho, es posible identificar oportunidades y nuevos negocios potenciales combinando datos históricos y actuales. Aprovechando el Big Data, una solución de BI es capaz de anticipar ciertas tendencias e incluso prever los picos y valles.

De este modo, podrá evaluar mejor sus cifras de ventas para los próximos meses y años, de modo que pueda revisar sus objetivos al alza o a la baja.

Mejorará la colaboración dentro de los equipos

Una solución de BI a medida es también una gran herramienta para el trabajo colaborativo. Permite a los empleados crear dashboards, pero también compartirlos con sus compañeros e interactuar con ellos, ya sea a través de comentarios o del chat.

Además, se puede acceder a los dashboards desde cualquier soporte: ordenador, smartphone o tablet. Esto acelerará y agilizará los intercambios dentro del equipo de ventas, para una colaboración aún más eficaz.

De igual manera, se pueden enviar notificaciones automáticamente, por ejemplo, cuando se realiza una nueva venta o cuando se detecta una desviación de sus objetivos. Por ello, se informa inmediatamente a los empleados afectados para que se tomen las medidas necesarias.

Por último, la Business Intelligence refuerza la cooperación entre el departamento de ventas y otros departamentos de la empresa, como el de marketing y el de sistemas.


Con una solución de BI, su empresa tiene por fin acceso a información enriquecida y actualizada en tiempo real, que puede ser analizada en profundidad y visualizada de forma clara y comprensible. Esto mejorará significativamente la gestión del rendimiento comercial, al tiempo que mejorará la colaboración dentro de los equipos.

¡Comience ahora a implementar el marketing data driven con la plataforma de Business Intelligence DigDash!

x

WEBINAR EL 4 DE JUNIO | 11H00 | 1H PARA DESCUBRIR DIGDASH ENTERPRISE

Fecha : 04/06/2024 Duración: 1h