Retail: por qué necesita adoptar la Business Intelligence

Con la llegada de la digitalización, el retail ha experimentado grandes transformaciones en los últimos años. Este fenómeno es sinónimo de nuevas oportunidades, pero también de nuevos retos que asumir para las empresas del sector: los datos, en particular, se han convertido en un problema importante. Pero para sacar ventaja de esto, es necesario procesar y analizar una cantidad significativa de datos: una tarea colosal, que sin embargo puede superarse utilizando la solución de Business Intelligence adecuada.
Utilice sus datos de forma más eficiente con la BI

Exploitez plus efficacement vos données avec la BI

La Business Intelligence es un conjunto de herramientas y métodos que promueven la recopilación e intercambio de información entre los distintos departamentos de una empresa (marketing, ventas, etc.). Esta presenta un interés particular en el sector del retail, donde puede ser muy complejo recopilar y armonizar los datos procedentes de una multitud de fuentes.

Recopile datos de múltiples fuentes

Internet ha empujado al mundo del retail a evolucionar: ya no satisfechos solo con las tiendas físicas, las marcas han ido adoptando, poco a poco, una estrategia global. En los últimos años, los canales de venta se han multiplicado: desde la adopción del comercio electrónico, hasta la digitalización de los puntos de venta, pasando por la aparición del click & collect. Las fuentes de datos han experimentado una diversificación similar.
En este contexto, los datos son especialmente complejos de recopilar, pero también de descifrar y sintetizar… De ahí la necesidad de una herramienta de Business Intelligence ágil y potente, capaz de reagrupar y dar sentido a los datos. Al explotar la data visualisation, una solución de BI es capaz de generar un dashboard dinámico, ofreciendo una lectura clara y precisa de los indicadores clave de rendimiento de la empresa.

Como instrumento de rendimiento y herramienta de decisión por derecho propio, este dashboard permite hacer balance de la situación de la empresa, de un punto de venta o de un proyecto, en un momento determinado. Más que una representación visual, le ayuda a anticipar el futuro analizando las informaciones del pasado.

Mida y comparta sus KPI

Los indicadores clave de rendimiento (también llamados KPI) son particularmente numerosos y variados en el retail, lo que, combinado con la multiplicidad de puntos de venta, dificulta su delicado seguimiento. Afortunadamente, con la ayuda de un dashboard y herramientas analíticas, estos KPI pueden gestionarse con precisión a nivel global, pero también por área geográfica, tienda, tipo de producto o incluso canal de ventas.

Esto proporciona una visión a pequeña y gran escala de todos los indicadores clave: volumen de negocio, beneficios, flujo de caja, afluencia (número de clientes en una tienda durante un periodo determinado), horas punta… También se pueden analizar con precisión los KPI más específicos, tanto si están relacionados con el marketing (eficacia de las promociones o campañas de comunicación, por ejemplo) como con el e-commerce (intensidad del tráfico en el sitio, etc.).
Un buen dashboard también permite establecer objetivos por periodo o zona y comprobar de un vistazo si se han alcanzado. También podemos hacer comparaciones entre varios meses del año, o entre diferentes tiendas, todo ello con gráficos claros y precisos.

Pero el otro reto de la Business Intelligence es la transmisión fluida de la información dentro de la empresa. Por lo tanto, una solución de BI eficaz no solo debe ser potente, sino también accesible e intuitiva para que sea realmente adoptada por los colaboradores de los diferentes departamentos. La dataviz también tiene la ventaja de presentar los datos de una manera legible y entretenida, promoviendo su intercambio y comprensión por parte de todos los actores.

Testimonios de nuestros clientes

«La implementación de DigDash fue muy rápida: la herramienta es fácil de entender y de utilizar. […] Todos hablan el mismo idioma y utilizan los mismos datos. Esto nos permite obtener cifras coherentes dentro de la empresa y hace que nuestras estadísticas sean más fiables.»

Pierre Gruffaz, Director de Sistemas de Información del grupo Fournier Habitat

Mejore su oferta a clientes y su rentabilidad

Una vez los datos han sido recopilados, clasificados y compartidos con todos los colaboradores, queda utilizarlos en términos concretos para desarrollar su oferta, aumentar sus ventas y, al mismo tiempo, su rentabilidad. La Business Intelligence no solo recopila datos: le ayuda a tomar mejores decisiones a diario basándose en el análisis de sus KPI.

Mejore su rendimiento comercial

Verdadera herramienta de seguimiento del rendimiento comercial, la BI permite realizar un seguimiento de las ventas, de los márgenes y de las tasas de conversión por tienda o producto, medir la eficacia de una campaña promocional o incluso analizar en detalle el recorrido del cliente.
Basándose en estos indicadores clave, es posible no sólo establecer informes de previsión fiables e implementar estrategias de marketing y ventas más eficaces, sino también actuar en los puntos de venta menos rentables y en los artículos de baja venta. Además, la Business Intelligence ofrece a las empresas de retail una visión global que les permite ajustar y optimizar todos los canales de venta de forma independiente.

Desarrolle sus consumer insights

Los consumer insights incluyen el conocimiento del propio cliente (criterios sociodemográficos, geográficos, económicos, etc.), pero también las informaciones sobre su comportamiento de compra, satisfacción y fidelidad. Una solución de BI eficaz es capaz de compilar millones de datos de clientes de una variedad de fuentes para crear un perfil completo de cada comprador.

Profundizando en su conocimiento del consumidor y sus comportamientos, puede ofrecerles una experiencia a medida. Esto implica, en particular, la realización de campañas promocionales personalizadas, explotando las preferencias del cliente en cuanto a productos, su historial de compras y sus hábitos. La Business Intelligence también le ayuda a identificar los instrumentos de fidelización que puede utilizar para animar a los compradores a volver a la tienda con mayor regularidad.

¿Sabías qué?

La data storytelling es una práctica que consiste en contar una historia basada en los datos recopilados.
Con la Business Intelligence y la data visualisation, los datos se vuelven más accesibles y utilizables: podemos construir una narrativa legible y comprensible para todos los colaboradores, basada en infografías, gráficos y representaciones claras. Los datos ya no se limitan a los servicios dedicados a ellos (Big Data, Marketing, etc.), sino que se dirigen a toda la empresa, desde la dirección superior, hasta los empleados de la empresa.

Al hacer que los datos sean accesibles y presentarlos de una manera divertida, la toma de decisiones de cada uno de los actores de la empresa se hace más clara, y todos se mueven en la misma dirección. Al final, esto permite responder con mayor precisión a las necesidades del consumidor y ofrecer una experiencia superior al cliente.

Optimice su supply chain

En el retail, el rendimiento de la cadena de suministro es un motor importante de rentabilidad. Por lo tanto, un programa de BI debe proporcionarle herramientas para optimizar la gestión de existencias, pedidos y suministros. Utilizando indicadores específicos y un sistema de alertas y notificaciones, puede realizar un seguimiento en tiempo real de la rotación de productos en tiendas, pedidos y otros movimientos. En lo que respecta a los suministros, la integración de los flujos de proveedores y la creación de extranets específicas permiten gestionar mejor el transporte y los almacenes.
Todo ello tiene la ventaja de evitar posibles problemas en la cadena de suministro, así como la escasez de existencias, mediante una gestión rigurosa de la supply chain de un extremo a otro.

La BI se ha convertido en una herramienta indispensable en el sector del retail. Al permitir que grandes volúmenes de datos sean fácilmente recopilados, explorados y comunicados, proporciona tanto una visión general del rendimiento de la empresa, como informaciones más localizadas (por tienda, región, etc.) Con estos valiosos datos, los comerciantes y comerciantes electrónicos pueden gestionar con mayor precisión sus indicadores clave de rendimiento (KPI) y tomar decisiones informadas.

El resultado: la optimización de los canales de venta y de la gestión de existencias, así como la mejora de la experiencia del cliente. La Business Intelligence es, por lo tanto, un verdadero instrumento de crecimiento y desarrollo para las empresas del retail.

DigDash, especialista francés en BI, le ofrece una solución especialmente diseñada para el retail capaz de consolidar grandes volúmenes de datos de múltiples fuentes y permitirle gestionar todos los KPI esenciales para su negocio. Con un modelo de precios adaptado a implementaciones a gran escala (+10.000 tiendas) y una arquitectura flexible (centralizada o descentralizada), nuestro programa ágil, accesible y eficaz responde a todas las necesidades del sector.

Con fuertes referencias como Bridgestone, Mobalpa, SoCoo’c, Perene, Firststop y Marionnaud, DigDash Enterprise es una de las soluciones líderes en el sector retail.

En savoir plus